Entrevista con Barbara Mori

Si bien Bárbara Mori ha dicho que se siente nerviosa y le tiemblan las piernas porque el personaje de Miranda es muy exigente, lo cierto es que esta puesta en escena de El coleccionista —obra teatral de Mark Heally basada en la novela de John Fowles del mismo título, la cual fue llevada al cine en 1965 bajo la dirección de William Wyler— es solo una parte de su coctel emocional.

Bárbara ha regresado al teatro después de más de una década lejos de él y lo hace interpretando a un personaje complejo, en una obra en la que está presente en la escena casi todo el tiempo, en un dúo actoral con Bruno Bichir. Pero además es la primera vez que se involucra como productora de teatro, y aunque se siente tranquila porque cuenta con Jorge y Pedro Ortiz de Pinedo como productores, lo cual le permite estar “enfocada en el aspecto de actuar, de interpretar a Miranda…”, El coleccionista representa un gran reto para ella. La obra es una coproducción con Celeste Films, en la que es socia con José María de la Torre, con quien mantuvo relaciones amorosas. ¿Cómo lo ha resuelto? “De alguna manera se ha llevado a cabo bastante bien”, dice.

Al hablar sobre la producción desborda entusiasmo: “Estoy tan agradecida de poder estar en un proyecto como este y de que todo ha salido como deseaba: trabajo con el director que quería, con el actor que quería y en la obra que quería”. Esto le significa una disciplina férrea, porque “es muy fuerte lo que estoy intentando por primera vez después de 13 años de carrera. La última obra que hice (Vaselina, el musical) fue una comedia musical en la cual entré a mitad de la temporada y ni siquiera viví este proceso que estoy experimentando ahora y que ha sido tremendamente enriquecedor para mí; tanto, que llevo dos meses levantándome con dolores de cuello”.

Encontrar cómo mantener una emoción día tras día es una de las dificultades que se enfrentan al hacer teatro y es algo que maravilla a Mori: “Todos los días descubro cosas nuevas a la hora de trabajar con un actor de la talla de Bruno, que es muy generoso y que siempre me lleva de la mano desde principio a fin para descubrir emociones. Un día, cuando le di una cachetada, él reaccionó de una manera que me hizo descubrir algo y al día siguiente ya no fue igual, porque no se la di de la misma manera. Es descubrir todos los días algo nuevo”. Sin embargo, el entusiasmo que siente no significa que quiera dedicarse por entero a las tablas: “Yo amo el cine”, dice, y además tiene muchos otros proyectos entre manos, como por ejemplo, continuar impulsando Celeste Films. “Quiero seguir produciendo cine, hacer una serie, en fin, mientras la vida me lo permita…”. La actriz continuará alternando entre unos y otros proyectos. Por el momento, y a pesar de que “ya me han planteado la posibilidad”, no se siente lista para situarse detrás de la cámara como directora. “No estoy preparada y falta mucho para eso”, confiesa.

Recientemente dirigió un corto con su hijo. “Me encantó, pero también siento que para dirigir un proyecto en serio, en forma, tengo que estudiar y para eso me falta mucho… Todavía quiero explotar mi carrera como actriz”.

Actualmente también tiene otra responsabilidad: es embajadora de belleza de L’Oréal Paris.

¿Qué significa para ti hacer la campaña de “rizos divinos”?

Estoy muy feliz con eso, realmente fue como un sueño. Desde que empecé a ser imagen de campañas se han presentado muchas oportunidades, pero soy muy selectiva, porque no me gusta ser la imagen de un producto que no va con mi vida o con mi estilo de vida. Siempre me había dicho: “Wow, hacer L’Oréal sería como mi máxima campaña en la vida, como un sueño que mi imagen estuviera ligada a una marca de esa magnitud”. Después de tantos años me llamaron y hoy día soy una de las embajadoras aquí en México, lo que me tiene muy contenta y feliz.

¿Sigues algún régimen de belleza?

Este último año he estado luchando contra un problema hormonal muy fuerte que tuve, por el que subí de peso y me llené de granos, así que realmente llevo un año en este proceso, entre dietas, doctores, nutricionistas, dermatólogos y hasta ahorita es que estoy en mi peso y mi piel está mejorando muchísimo. Como muy saludable: proteínas, ensaladas, frutas… una alimentación balanceada. Y tomo agua, mucha agua. Eso sí —confiesa riendo divertida—, soy adicta a los chocolates.

Asegura que le irrita la mentira y que le hace feliz “la vida misma”, pero que “aunque está mal… porque una parte fundamental del ser humano es despegarse de sus papás”, le gusta tener a su hijo cerca, por lo que el proceso de su adolescencia le está costando un poco. Inmediatamente se apresura a decir que el chico es “maravilloso. A pesar de estar en esa etapa es maravilloso…”. No es de extrañar que ante la pregunta ¿cuál es su principal responsabilidad?, no vacile un instante al responder: “Mi hijo, definitivamente”.

Aunque por el momento está dedicada de lleno a El coleccionista, que estará en cartelera hasta principios de febrero de 2011, tiene diversas posibilidades por delante. ¿Dónde quieres estar en cinco años? “No me gusta pensar en el futuro, me gusta vivir el presente y dejarme llevar”.

The Source:  vanidades.esmas.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en News. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Entrevista con Barbara Mori

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s