Barbara Mori en entrevista para la revista “Open” ¡Enteráte!

Bárbara sabe que su imagen, asociada a la de una mujer inalcanzable, la ha vuelto una diva. No hay otra razón por la que el diseñador Ricardo Seco la eligiera para portar su nueva colección para hombres, ni más ni menos que en el Fashion Week de Nueva York.

En el pensamiento colectivo existen tres Bárbara Mori distintas. La primera es la mujer que todos desean: la de una belleza imposible de creer y de tener. La segunda es la de aquella persona cariñosa que no se ahorra palabras en Twitter para describir el amor que tiene por su hijo y el afecto hacia su familia y amigos. La tercera, y menos importante, es la imagen de actriz arrogante que el público ha construido con facilidad, en gran parte porque se creyeron ciegamente el papel que ella desempeñó a inicios de su carrera, la irritable Mónica San Millán en Mirada de Mujer.

Sabiamente, Mori dejó de luchar contra esos comentarios; lo esencial en su vida ha sido seguir sus corazonadas, y la primera de ellas fue zafarse de la chocante categoría de ‘actriz de telenovela’. Definitivamente sí quiso derribar esa imagen y, casi sin pensarlo, ya lleva más de un lustro alejada por completo de los dramas telenovelescos.

A sus 34 años de edad, sus intereses abarcan más que sólo amasar dinero gracias al atributo de ser una cara bonita. En 2011 debutó como productora de cine con el filme Viento en Contra, que también protagoniza y en el que comparte créditos con su hijo Sergio, de 14 años. Ella asegura que su espíritu es libre y constantemente la orienta a pensar que nada es suficiente. Esto la empuja a trabajar para crecer y, sobre cualquier otra cosa, satisfacer sus gustos personales. Bárbara hizo estudios en Los Ángeles en dirección cinematográfica y entiende mejor la actuación a partir de entonces.

Si la gente habla mal de ella, no es una demanda que le ocupe mucha energía; al final, además de inteligencia y belleza, una diva también necesita llevar consigo una dosis de insolencia.

Bárbara, ¿eres una mujer arrogante?
No, algunos piensan eso de mí. Pero nunca le he hecho nada a nadie, con los años he aprendido a valorar lo que soy, lo que tengo. No soy arrogante, quizás mucha gente tiene esa visión por el personaje que me dio cierta fama, por eso quien no me conoce puede pensar que soy así, a todos nos gusta juzgar sin saber.

Entonces, ¿Cómo puedes definirte?
Bueno, sí tengo mi carácter, pero es el que me ha traído hasta donde estoy. Soy una mujer que ama su vida; trato de no lastimar a la gente, de no ser grosera.

Ese carácter del que hablas, ¿te ha causado conflictos con tu hijo?
Soy muy afortunada porque él es un ser de luz maravilloso, siempre me escucha, me entiende, me apoya, me admira, me quiere y me cuida.

Las fotografías que ilustran estas páginas despiertan algunas curiosidades. Una vez que Mori demuestra no ser altiva, no parece mala idea tratar de saber cuántos afortunados han visto que una de sus camisas cubra el cuerpo de Bárbara por la mañana. Evidentemente, ella se niega a contestar. Tampoco tiene idea de si provoca o no ese tipo de fantasías con estas fotos, en las que modeló piezas de la colección masculina del diseñador mexicano Ricardo Seco. A cambio, revela un poco de su personalidad, esa que parece guardar con cierto recelo.

¿Éstas son tus fotos más excéntricas?
Nunca había hecho algo así. Desde que Ricardo y yo lo hablamos me pareció increíble modelar su ropa, era la primera vez que usaba prendas de hombre para unas fotos así. Es algo muy distinto a lo que normalmente hago.

¿En otras ocasiones has dicho que te gusta el proyecto de Ricardo Seco porque siempre supera su trabajo anterior. ¿Qué se debe hacer para lograr eso?
Arriesgar. Cuando todo el mundo te dice una cosa, pero tu corazón dice otra y te dejas llevar por él, a pesar de ir en contra, las cosas salen bien; ése es el mejor camino. No todos tienen el coraje para arriesgar y dejar su vida cómoda para crecer. Eso tiene que ver con superar tu trabajo.

¿Es tu esencia ser arriesgada?
No sé si es mi esencia, pero sí lo soy.

Pocas actrices estudian dirección de cine. ¿Qué buscabas con esa decisión?
Nunca me quedo quieta, soy muy curiosa y me aburro muy fácilmente de las cosas. Me dio mucha curiosidad, porque escribí un corto hace muchos años, pensé en algún día dirigirlo y me metí a estudiar para saber cómo hacerlo. Además me sirvió como actriz, entiendo mejor lo que pide un director.

¿Por qué no hiciste más telenovelas? ¿Te aburrieron?
Sí, totalmente; después de hacer los mismos personajes durante 10 años, te aburres. Muchos siguen ese camino, pero no era el mío.

¿Buscas una carrera con credibilidad?
Hoy en día no sé si busco credibilidad o satisfacerme a mí misma. Luego de todo lo caminado, veo que la mayoría de los seres humanos somos educados para subsistir en una sociedad que nos obliga a comportarnos de cierta manera para ser aceptados.  Aprendí a estar contenta con lo que hago y lo que quiero; si a los demás les gusta o no, si creen que soy buena actriz o no, si piensan que estoy loca o no, si soy linda o fea, gorda o delgada… al final eso no debe importar nada.

¿No te importa que digan si eres guapa o no?
No digo que no me importe; tengo una carrera, soy actriz y claro que me importan los fans, ellos siguen mi carrera. Decir que no me interesa cómo me ven y qué piensan de mí es una grosería hacia ellos. Lo que evito es basar mi felicidad y mi tranquilidad en lo que piensen los demás.

¿Qué reglas debe seguir una mujer guapa en este mundo que describes?
La guapa siempre tiene que estar guapa. Si un día amanezco con los ojos más hinchados porque llevo 10 días sin dormir, por trabajo o una preocupación; si aparte salí sin maquillaje y me tomaron una foto, todo eso se presta para que publiquen que no eres linda. La gente emite un juicio de ti porque así es el ser humano.

¿Te quitaste de encima la presión de tratar de ser ‘la guapa’ todos los días?
Estoy en ese camino. Lo más importante es tener amor propio, con eso nada te afecta.

Has hecho lo que se te viene en gana. ¿Dejarás que tu hijo haga lo mismo?
Totalmente, mientras sea para bien. Para mí no ha sido difícil tener esta visión como mamá; mi espíritu es muy libre, no me gusta que me amarren ni sentirme atada a una situación o una relación, no disfruto esas sensaciones. Educo a mi hijo con la misma libertad que vivo mi vida; que sepa que el mundo no es color de rosa, pero que siempre siga su corazón.

Entiendo que estás preparando una serie de televisión, ¿cómo va?

Muy bien, estamos desarrollando la historia, queremos que quede bien; me asocié con Epigmenio Ibarra y estamos trabajando en los capítulos. No tiene nombre y fecha, pero espero empezar a preproducir y filmarla en los siguientes cinco meses.

¿Qué buscas en una historia para producirla?
Que me mueva las entrañas; si lees un guión y no te produce nada, pues lo cierras y lo olvidas. Cuando lees algo que te hace vibrar, que te hace cuestionarte, reír o llorar, si te provoca cosas, entonces lo tomo.

¿Crees que el sexo o la sensualidad son ingredientes necesarios dentro de una serie de TV o una película?
Son temas bastante ambiguos. No sé, depende de la historia, hasta ahorita no ha sido necesario, por eso no me han visto en nada así. Pero si un día llega el momento de hacerlo, lo haré.

revistaopen.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en News. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s