#ENTREVISTA BÁRBARA MORI NOS REVELA SU BELLEZA IRREVERENTE

BÁRBARA MORI NOS REVELA SU BELLEZA IRREVERENTE

Con película en puerta, en la que actúa y produce, la uruguaya hace un recuento de su vida.

Bárbara Mori, a sus 37 años de edad, suma casi 20 de carrera en los que ha acumulado éxitos, pero siempre con los pies bien puestos en la tierra. Por su sangre corren genes uruguayos y japoneses, una mezcla que ella atribuye a la definición de su carácter.

A los 14 años ya trabajaba, a los 20 se convirtió en mamá, un par de años después en mamá soltera, libró una batalla contra el cáncer antes de alcanzar los 30 y en entrevista para nuestro número de agosto nos revela que todavía hay mucha Bárbara por delante.

Con película en puerta, en donde actúa y produce, la uruguaya hace un recuento de su vida, de cuando era mesera, bartender y bailarina. La manera en que el cáncer le cambió la vida, cómo educa a su hijo y cuál es su postura ante la relación de la política y el espectáculo.

¿Es difícil criar a un hijo adolescente?

–Nunca hemos tenido un rollo violento, jamás. Pero también porque lo he educado con mucho amor y para nada le he dado un golpe. Creo que debido a esa educación él no pasa por encima de mí, me respeta mucho.

Pero pues sí es una edad difícil porque ni él sabe lo que quiere. No quiere estudiar, no quiere hacer tareas, pero sí quiere dedicarse a la música, aunque le da flojera tocar la guitarra, etc. La adolescencia es adolescer, no sabes ni quién eres, te estás despegando de tu mamá y papá que te dijeron que eras de una forma y tú te das cuenta que no era de esa forma.

Tienes otros colores, ellos solo te dijeron blanco y negro y quieres descubrir el mundo por ti mismo, y eso te hace sufrir un poco, adolescer tu etapa y eso es parte de la vida.

¿Cómo median la educación tú y su papá (Sergio Mayer) al estar separados?

–Fui muy liberal y nunca le impuse nada, a lo mejor eso es un horror cuando están chiquitos, pero siempre respeté su libertad como individuo. Su papá ahora quiere que se ponga a trabajar y que gane dinero, pero le digo que apenas tiene 17 años. Es difícil mediar. Trato de darle los consejos que me han funcionado en la vida, pero al final te das cuenta que él ya toma su propias decisiones. Si él dejó de estudiar porque el papá lo quiere apoyar en su carrera, lo debo respetar.

–¿De dónde sacas fuerza para enfrentar la vida? –Está intrínseco en las mujeres, somos un género que sabe salir adelante cuando se lo propone. A mí me sorprendió muchísimo mi fortaleza cuando me separé del papá de mi hijo. Tenía 23 años y emprendí una vida con un niño de tres. Fue difícil comenzar, ya que mi pareja me manejaba y ahora había que encarar el mundo sola. En algún momento pasaba por mi cabeza que no iba a poder, tuve mucho miedo, pero di el paso y se me abrieron las puertas del cielo. No te puedo explicar la confianza que tuve en mí misma como mujer después de haber tomado esa decisión. Adquirí una fuerza enorme y me pasaron cosas increíbles. –El cáncer ha rondado tu vida y la de tus familiares. ¿Vives con miedo? –Me detectaron cáncer en el cuello del útero a los 29 años, como ocho o nueve después de que naciera mi hijo. El médico me dijo que debía operarme porque probablemente mi matriz estaba invadida y me la tenían que quitar. No hubo necesidad de que pasara por quimioterapia, así que no sufrí. Cada seis meses me checo y todo ha estado muy bien, gracias a Dios. Es una enfermedad presente en toda mi familia.

 

 

Esta entrada fue publicada en News, Photos, Videos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s